martes, 21 de marzo de 2017

Desgastando los zapatos.

Últimamente salgo poco, simplemente las horas que marca mi perrita Lúa, despacito aprovecho el sol y abro las antenas a todo lo que veo, a la vibración de la vida en la calle. En otros momentos mis pensamientos vagan por estancias secretas, busco perfumes perdidos...

¡Cuánto he callado! ¡cuántos deseos sin realizar!, siempre postergando a un mañana cuando los hijos terminaran sus estudios, la hipoteca del piso pagada...

La rueda del destino y las obligaciones que asumes te hacen ser consecuente y, los sueños se van quedando como esperanzas para mejores momentos.

Te vas conformando con todo lo que viviste para que el entusiasmo por luchar no decaiga. Sigues pisando hierba o asfalto, aspiras en la intimidad de tus pensamientos buscando música que apague la mentira, el ruido de una sociedad que te envolvió y te fue posicionando en situaciones que definieron tu existencia sin apenas darte cuenta.

http://www.elliodeabi.com

lunes, 20 de marzo de 2017

Julia de Burgos

Este corazón mío, tan abierto y tan simple,
es ya casi una fuente debajo de mi llanto.

Es un dolor sentado más allá de la muerte.
Un dolor esperando... esperando... esperando...

Todas las horas pasan con la muerte en los hombros.
Yo sola sigo quieta con mi sombra en los brazos.

No me cesa en los ojos de golpear el crepúsculo,
ni me tumba la vida como un árbol cansado.

Este corazón mío, que ni él mismo se oye,
que ni él mismo se siente de tan mudo y tan largo.

¡Cuántas veces lo he visto por las sendas inútiles
recogiendo espejismos, como un lago estrellado!

Es un dolor sentado más allá de la muerte,
dolor hecho de espigas y sueños desbandados.

Creyéndome gaviota, verme partido el vuelo,
dándome a las estrellas, encontrarme en los charcos.

¡Yo que siempre creí desnudarme la angustia
con solo echar mi alma a girar con los astros!

¡Oh mi dolor, sentado más allá de la muerte!
¡Este corazón mío, tan abierto y tan largo!


Julia Constancia Burgos García; poetisa Puertorriqueña 1914 - Nueva York, 1953.


¡Bienvenida Primavera!

jueves, 16 de marzo de 2017

¡padre uno! y a veces sobra.


http://k-nelo.deviantart.com


Estos días que la televisión nos empalaga con los anuncios del día del padre recuerdo la historia de un buen amigo y me pregunto qué sentirá él y muchos otros y otras para los que sus padres no son respetables.

Ser padre no es sólo aportar un espermatozoide y aparecer luego reclamando una paternidad cuando esta necesitado o viejo.  Para recibir hay que sembrar y cuidar la cosecha...  A veces, la vida familiar no es una película empalagosa ni un sermón religioso y si de perdón hay que hablar tendría que hacerlo ese que lleva el nombre de "padre" y que es cruel, mentiroso, manipulador y encima le falta la capacidad de entender que lo que hace tiene consecuencias emocionalmente devastadoras sobre los hijos.
El de mi amigo es un actor increíble según la situación, y engatusa a la gente haciéndose la víctima. Mi amigo reconoce que sufrió una violencia invisible desde niño pero todavía hoy, a pesar de los años, le provoca un grado de estrés perjudicial incluso para su salud como si la culpabilidad de no quererlo fuera suya y sigue viviendo entre la pena y la ira. 

 Y qué decir de esos otros padres que día si y día también aparecen en las páginas de sucesos: "...aprovechándose de la confianza propia de la relación familiar y del afecto que le profesaban sus hijas de corta edad, las sometió a abusos sexuales de forma repetida. Según se concreta en el citado escrito de acusación, el hombre se acostaba en la cama con ellas y les realizaba tocamientos en diversas partes del cuerpo."